Loading...

CARTA AL TENINENTE SHOGúN

Lurgio Gavilán  

0


Fragmento

Índice

Portadilla

Dedicatoria


Estimado teniente Shogún

En la cueva de zorros y cóndores


Rosaura


Camino río abajo

Siembra de maní

La feria y los botes

Evarista

Madrastra

La escuela

Rubén

Las vacas y el río

La cabellera de mamá

Coca y avionetas

Las primeras gotas del diluvio


La guerra


Después de la guerra

El otro hermano


México

Mi niña de cabellos ensortijados


Los zapatos de Navidad


Los amigos que me regalaste


Morro Solar


Despedida. ¿Dónde estás, Shogún?


Recuerdos en imágenes


Glosario


Sobre este libro

Sobre el autor

Créditos

A Isabel Estelita,

sin quienes no estaría aquí.

ESTIMADO TENIENTE SHOGÚN

Hace frío y es posible que llueva esta tarde. El río corre entre las piedras y estoy aquí sentado a la sombra del sauce, mirando cómo se forman pequeñas cascadas y remolinos bajo la puesta del sol, y vuelvo a pensar en ti, mi teniente, mientras tu imagen se dibuja en el espectro de la corriente del agua.

Allí estás, con uniforme, pasamontañas, rastrillando el fusil. Listo para abrir fuego. Mirándome.

Aún puedo sentir el olor de la pólvora y las balas raspa

Recibe antes que nadie historias como ésta