Loading...

IT (ESO)

Stephen King

0


Fragmento

 

Un embarazo consciente

 

 

El impulso creador de la vida es la fuerza más poderosa del universo. Misterioso e inexplicable, es más sustancial que la materia, más sutil que el pensamiento y más permanente que el tiempo. Desde los albores de la humanidad, hemos tratado de comprender cómo es que la vida puede formarse a partir de unos elementos inanimados. A pesar de haberse descifrado el código genético, la vida es hoy un misterio tan grande como lo era en la antigüedad.

La sabiduría de todos los tiempos nos enseña que los dioses y las diosas arquetípicos nos crearon a su imagen y semejanza con el propósito de que los honráramos y recreáramos con nuestra semblanza. La ciencia estudia con asombro los principios organizadores que seducen a los átomos para que se conviertan en moléculas, a las moléculas para que formen elementos bioquímicos complejos, y los agentes bioquímicos para que integren sistemas capaces de reproducirse a sí mismos. ¿Existen las formas de vida para reproducir las moléculas de ADN, o existen las moléculas de ADN para reproducir las formas de vida? Bien sea que nuestra perspectiva del universo sea personal o impersonal, espiritual o científica, no podemos menos que maravillarnos ante el soplo vital que anima la creación de todos los seres vivientes.

Recibe antes que nadie historias como ésta

En cada vida individual, se recrea nuevamente el universo. El nacimiento y la muerte son solamente paréntesis en la historia interminable de la creación. Cada ser humano que nace encierra la promesa de la aventura, el drama, el amor y la pérdida. En el proceso de la creación, el océano universal del amor fluye transitoriamente en ríos de individualidad que buscan volver a la fuente. La concepción y el nacimiento de un bebé son las primeras páginas de una nueva historia, los primeros pasos del recorrido de ese ser por este mundo de posibilidades infinitas.

Nuestro libro Un comienzo mágico es una celebración del nacimiento, nuestra expresión de regocijo por cada flor de individualidad que retoña en el árbol de la vida. La magia y el misterio del proceso creador de la vida hacen posible que cada individuo y cada nueva generación recapitulen la historia completa de la vida, mientras buscan expresiones en constante renovación. El bebé se convierte en individuo cuando se corta el cordón umbilical después de su primera inspiración. En ese momento, se separa del cuerpo de la madre y comienza formalmente su travesía de descubrimiento de sí mismo. La intuición y la investigación nos demuestran claramente que mucho antes de iniciar su descenso por el canal del parto, el bebé ya ha comenzado a explorar su propia persona.

El bebé adquiere conciencia de sí mismo en las primeras etapas de su vida dentro del útero. Tan pronto como se desarrolla su conciencia sensorial, percibe y responde a los sonidos, las sensaciones, las imágenes, los sabores y los aromas sutiles provenientes del cuerpo de la madre. La forma como la madre interpreta el mundo se cuela a través de su cuerpo hasta llegar al bebé, quien aprende rápidamente a asociar sus experiencias con sentimientos y emociones, y experimenta sus propios placeres y molestias. Durante nueve meses, mientras el bebé permanece unido a su madre, a su nave nodriza, consulta permanentemente la base de datos sobre el mundo que en ella reside. El bebé aprende a asociar los impulsos sensoriales con sentimientos e identifica aquellos que lo nutren y aquellos que lo intoxican. No hay duda de que el aprendizaje de la vida se inicia antes del nacimiento.

Este libro se escribió especialmente para las mujeres embarazadas, sus compañeros, las mujeres que desean tener un hijo, y para cualquier persona que desee ser partícipe del proceso maravilloso de traer vida nueva a este mundo. También, quisimos incluir información para las personas que se desempeñan en campos relacionados con la problemática común de la infancia en la vida moderna: profesores, consejeros, terapeutas y personal de salud, para quienes este libro será de gran ayuda. Este no es un libro acerca de la salud del feto únicamente, sino que encierra además un conocimiento que puede mejorar la salud de la sociedad en general. El sufrimiento, la depresión y el delito que nos rodean en la vida diaria son manifestaciones innegables de la pérdida del equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Muchas veces, esta pérdida se gesta al comienzo de la vida, antes del nacimiento. La tendencia hacia el equilibrio, la salud y la integridad está presente en forma de semilla en el momento de la concepción, conjuntamente con la tendencia a perder ese delicado estado de equilibrio intrínseco.

Este libro venía incubándose en nuestros corazones y nuestras mentes desde tiempo atrás. Como parte de nuestro trabajo en el Centro Chopra, donde atendemos a personas con una amplia gama de desequilibrios y enfermedades, hemos aprendido que las experiencias se metabolizan para integrarse dentro de la biología. Podemos sanar el cuerpo, dependiendo de las experiencias por las cuales optemos. Muchos de nuestros pacientes y huéspedes nos dicen que hubieran querido recibir en su infancia la orientación sobre la manera de vivir equilibradamente. Una investigación extensa nos llevó a la conclusión de que los seres humanos en desarrollo aprenden sobre la vida y el mundo desde que están en el útero, y que las decisiones de sus padres tienen efectos duraderos. A fin de llevar este conocimiento a la práctica, desarrollamos el programa de educación para el nacimiento denominado Comienzo Mágico, a través del cual hemos capacitado a instructores de cursos prenatales del mundo entero. Nuestra experiencia con la enseñanza del programa Comienzo Mágico en el Centro Chopra a las parejas que esperan hijos nos ha convencido de que los principios y las prácticas que presentamos en este libro pueden mejorar profundamente la experiencia del embarazo y del nacimiento tanto para los progenitores como para el bebé.

Las experiencias vividas mucho antes del nacimiento afectan y moldean la personalidad. Un bebé puede manifestar señales de estrés antes de nacer. Nuestras experiencias intrauterinas dan forma a nuestros sentimientos y deseos. La ciencia ha demostrado que cada experiencia se incorpora en la sustancia de la mente y el cuerpo, antes y después de nuestra llegada a este mundo. Las experiencias positivas que tenemos desde la concepción y durante toda la vida se transforman en mentes y cuerpos sanos, mientras que las experiencias tóxicas enferman.

La salud no es simplemente la ausencia de enfermedad; es un estado de bienestar físico, psicológico, emocional y espiritual. Podemos ir más allá y decir que la salud es un estado superior de conciencia en el cual reconocemos que ese mismo campo de inteligencia subyacente a nuestra vida es el mismo que compartimos con todos los seres vivientes. Cuando vivimos en un estado de salud verdadera, somos incapaces de lastimarnos o lastimar a otros. Para llegar a ese estado, es importante sentirnos amados, cuidados, seguros, tranquilos y felices desde el comienzo. Desde el momento de la concepción, el bebé recién nacido experimenta los pensamientos y los actos de su madre. Esto se debe a que la mente y el cuerpo forman una unidad inseparable. A donde quiera que va un pensamiento, va también una molécula. Los impulsos de la mente se traducen instantáneamente en toda una gama de sustancias químicas del cerebro. Esas sustancias se comunican con las células y los tejidos de todo el cuerpo. El feto forma parte del cuerpo de la madre. Por consiguiente, los pensamientos, las emociones y los sentimientos de la madre se traducen en moléculas que entran al cuerpo del feto.

La madre y el bebé comparten continuamente sus respectivas moléculas y experiencias. Este intercambio dinámico de información y estos mensajeros químicos son los códigos de comunicación entre el corazón y la mente de la madre y el corazón y la mente del hijo por nacer. La semilla de una vida emocional plena se siembra desde la concepción. Las decisiones que tome la madre serán cruciales para el comienzo más propicio, y la clave para esas decisiones está en la expansión de la conciencia. Con este libro, esperamos que los padres puedan tomar conciencia de que las decisiones, las interpretaciones y las experiencias antes, durante y después del embarazo son fundamentales para el desarrollo de niños sanos y felices. Al tomar decisiones enriquecedoras, la madre asegurará que su bebé reciba los elementos básicos para crear un cuerpo, una mente y un espíritu sanos.

En este, libro hacemos referencias frecuentes a la sabiduría profunda de la ciencia antigua del Ayurveda. Este sistema de medicina natural originado en la antigua India hace cerca de cinco mil años nos recuerda que la esencia de los seres humanos es espiritual. Al reconocer esta realidad, podemos comenzar a comprender la responsabilidad sagrada de concebir, gestar y criar a nuestros hijos. También, sacamos a la luz una información sorprendente de la ciencia moderna, la cual nos explica claramente que la experiencia y el aprendizaje comienzan mucho antes de nuestra primera inhalación. Al integrar estos dos puntos de vista diferentes, obtenemos las herramientas necesarias para nutrir a nuestros hijos con nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos. Somos seres espirituales que hemos aprendido a fabricar formas físicas. Si bien tomamos el disfraz de personas durante una existencia, nuestra naturaleza esencial sigue siendo la de la conciencia ilimitada, la potencialidad pura, el espíritu. Cuando invitamos a un alma a la vida al concebir a un bebé, aceptamos el encargo sagrado de amar y nutrir un impulso divino que se manifiesta a través de lo humano. Todos somos expresiones de ese mismo campo unificado de existencia, de tal manera que crear a un hijo equivale, en últimas, a crear otra expresión de nosotros mismos. El amor y los cuidados que brindamos a nuestros hijos son una extensión del cariño que sentimos por nosotros mismos. Si nuestro propósito es forjar un mundo sin violencia, debemos comenzar con amor y cuidados desde el útero.

Nuestro mundo es complejo y dinámico. Podemos identificar, en cualquier momento, las situaciones y las circunstancias que dan origen bien sea a la esperanza o la desesperación. Hay regiones de este planeta donde florecen la creatividad, la abundancia y la espiritualidad, y otras donde la pobreza, la violencia y el sufrimiento son endémicos. Cualquiera que sea la situación, podemos estar seguros de que toda la esperanza para el futuro reside en los cuidados que proporcionemos a nuestros hijos. Todo lo que sabemos lo hemos heredado de quienes nos han precedido, y estamos en capacidad de elegir lo que hemos de dejar como legado para la siguiente generación. Si perpetuamos inconscientemente en nuestros hijos los conflictos y los errores que hemos heredado, habremos perdido la oportunidad de cambiar el mundo. Por otra parte, si ampliamos nuestra conciencia para acogernos a la compasión, la unidad y el amor, podremos darle un nuevo rostro a este mundo y garantizar que nuestros hijos se reconozcan como los seres gloriosos y espirituales que son.

Nuestro amor de padres nos hace desear para nuestros hijos la felicidad. Es porque sabemos esto que ofrecemos esta guía para criar a los hijos con conciencia. Invitamos al lector a compartir nuestra esperanza de que todos los niños gocen de la bendición de una vida fascinante, y le ofrecemos este libro con la esperanza de poder contribuir a un mundo más sano y lleno de amor.

La personalización de este libro

Todo viaje encierra la posibilidad de llevarnos más allá de los límites de la mente hasta el asiento profundo del corazón. En su recorrido por este libro, usted encontrará muchos ejercicios encaminados a promover su crecimiento personal. Hay ejercicios en los cuales se le pide llevar un diario, dibujar y visualizar, a fin de crear oportunidades lúdicas a través de las cuales pueda descubrir su esencia. Creemos que el embarazo es una época propicia para el despertar espiritual, profundo en la medida en que los padres sepan escuchar la sabiduría intuitiva profunda disponible tanto en la mente como el cuerpo.

El diario del embarazo

Cuando la mente está despejada,
es posible ver hasta las profundidades del corazón.

– STEVEN LEVINE

Le sugerimos dedicar unos minutos todos los días de su embarazo a escribir unas cuantas líneas sobre sus sentimientos. Aunque haya días en los cuales sienta que no tiene nada que decir, destine unos momentos a escribir lo que piensa. Algunas mujeres dedican una hora específica cada día para anotar lo que sienten, mientras que otras llevan consigo un diario para escribir cuando se sienten inspiradas. Que su diario sea una expresión sincera de sus experiencias. Es posible que sienta la necesidad de dibujar o trazar líneas; permita que su inspiración fluya como quiera.

El diario la ayudará a comprender sus pensamientos y sentimientos. Al oír su diálogo interior, podrá conectarse con su bebé y las profundidades de su ser. El diario le ayudará a estar más presente en la vida. Muchas veces, las personas buscan por fuera de sí mismas para descubrir lo que son y recurren a instructores, conferencias y talleres para encontrar la respuesta a la pregunta de cómo deberían sentirse. A través del diario, usted podr ...